Personas y equipos

Un equipo, al igual que una organización, no tiene sentido sin las personas que lo componen.

Hasta ahora, la mayoría de los proyectos empresariales han estado enfocados en los resultados y el beneficio. Es cierto que una empresa no es una ONG y que uno de sus objetivos es conseguir rentabilidad para sus socios e inversores. ¿Pero ha de ser el principal y único objetivo?

No lo creo. Una empresa es mucho más que conseguir beneficios y ganar dinero. Para mi, es una estructura (cada día más flexible), donde todos los actores que participan, sean personas u otras organizaciones, pueden desarrollar sus propias visiones de futuro, al mismo tiempo que consiguen la visión de la organización y sus objetivos.

Poco a poco se está viendo un cambio muy positivo en las empresas donde las personas toman el protagonismo que se merecen. Empiezan a ser el foco de la organización, tanto en su interior como en sus relaciones con el exterior. Las empresas se centran en las personas que tienen en sus equipos, y también en ver como personas a sus clientes o proveedores.

El gran paso es que ya no se consideran un número o un recurso. Ahora, por fin, las organizaciones se enfocan en ayudar en el desarrollo de esas personas, en cubrir sus expectativas o necesidades y resolver sus problemas. Se busca establecer relaciones duraderas donde ambas partes salgan ganando. Incluidos socios e inversores.

Hace unos días leyendo en mi lector de feeds algunos de los blogs que sigo, me encontré con un post de Javier Echaleku que me ha impresionado: Salvar la empresa convirtiéndola en un estilo de vida.

Ha tenido el valor de contar las dificultades por las que ha pasado su empresa Kuombo y lo que se siente al estar al borde del precipicio, algo que le agradecemos pues aprendemos todos. En el post, nos cuenta la transformación sufrida en su empresa y en su equipo hasta llevarla al éxito que hoy tiene. ¡Mis más sinceras felicitaciones por el esfuerzo realizado y los logros conseguidos!

Echaleku nos da una gran lección y es un perfecto ejemplo de lo que explicaba un poco más arriba sobre la importancia de enfocarse en las personas. Lo han hecho tanto en su equipo como con sus clientes. Han conseguido sus objetivos y además que todo el mundo se sienta a gusto, comprometido y satisfecho, como bien se puede comprobar en los comentarios del post. Esto si que es un verdadero éxito.

Desde aquí, enviamos nuestras felicitaciones a todo el equipo de Kuombo por el gran trabajo que llevan a cabo y les deseamos un próspero futuro.

Igualmente, felicitamos a todas aquellas empresas y organizaciones que cada día hacen sentir importantes a las personas y que consiguen que todos alcancen sus objetivos, tanto personales como organizacionales.equipos

Seguro que conoces más casos de éxito donde las personas han tomado el protagonismo y son el nuevo motor del crecimiento económico. Si es así, no dudes en dejar tus comentarios para que todos los podamos conocer.

¿Qué pasaría en tu empresa si el foco estuviera puesto en las personas?

¿Cambiarían los resultados?

 

Seguro que si.

Deseamos que te sea útil este post. Gracias por leernos.

Un gran saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es

Foto: Fotolia