Equipos: internos y colaboradores

Si tu negocio esta creciendo o en proceso de reestructuración es posible que sea el momento para crear un nuevo equipo.

Imaginamos tus dudas. Gran responsabilidad ésta de que cierto número de personas dependa de ti y de tu gestión. A tu lado se desarrollarán personal y profesionalmente, trabajarán juntos en el crecimiento de la empresa y tendrán una remuneración por la labor realizada.

Ya no puedes seguir sol@. Necesitas del conocimiento, habilidades y experiencias de otras personas para que tu propuesta de valor pueda ser ejecutada o llevada al mercado.

¿Mejor crear un equipo propio, interno de la empresa, o con colaboradores independientes que te presten sus servicios?

Nadie mejor que tú para responder a esta pregunta, ya que conoces el modelo de negocio y la estructura que mejor se adapta a él. Tienes claro su funcionamiento y los objetivos que buscas.

Existen modelos en los que resulta necesario que los equipos se formen dentro de la misma organización. En líneas generales, todo lo relacionado con tu propuesta de valor tiene sentido que sea interno. Tus características diferenciadoras, las que te hacen único y aquellas que tus clientes más valoran son las que han de quedar bajo tu control directo.

En algunas empresas será el departamento de I+D, en otros el comercial o el de producción. O varios de ellos. Son las áreas estratégicas de tu negocio.equipos

En estas áreas estratégicas necesitas crear equipos de precisión, bien cohesionados y muy efectivos. Con un alto grado de compromiso para alcanzar los objetivos, tanto personal como de grupo. Son los Equipos de Alto Desempeño.

Para el resto de áreas puedes buscar colaboradores externos, freelancers, autónomos o pequeñas empresas que te presten los servicios que necesitas. Estos profesionales están preparados para trabajar de forma colaborativa desde cualquier parte del mundo, saben cómo aportar su talento en los proyectos y disponen de todas las herramientas que facilitan una comunicación directa e inmediata.

Se pueden formar muy buenos equipos con profesionales independientes y ser tan eficientes como los internos. Para ello, la estructura de trabajo y los intereses de todas las partes deben quedar claros, además de disponer de una fluida comunicación y objetivos claros.

Si quieres montar tu nueva web, por ejemplo, y crear toda una estrategia online para tu negocio, quizás te interese invertir algo de dinero en una agencia que dirija el proyecto con su propio equipo. Será mucho más rápido de ejecutar que si tienes que formar tu ese grupo de personas (programadores, diseñadores, marketers,…) y podrás dedicar ese tiempo a estar enfocado en otras áreas estratégicas. En cambio, si ésta estrategia online se va a convertir en el centro de tu negocio, posiblemente te interese crearlo desde dentro de la organización.

Otra opción es formar el equipo tanto con personas de la empresa como con colaboradores: un mix. Utilizar los perfiles adecuados de los que ya dispones o tienes a tu alcance y completarlos con profesionales externos.

De cualquier forma, ya sean equipos internos o externos, todos están formados por personas. Y cada uno tiene sus necesidades, expectativas y deseos. En la medida que puedan verlos satisfechos con su trabajo en el equipo, su cohesión y compromiso con los objetivos se verán incrementados. Ayudarles a conseguirlo es la primera función de un buen líder.

¿Cuál es la estructura de equipo más adecuada para tu negocio?

Nos puedes dejar tus ideas y comentarios, así como cualquier duda que tengas sobre el tema. Estaremos encantados de escucharte.

Esperamos que el post te sea de utilidad y descubras nuevos enfoques. Gracias por leernos.

Un saludo,

Lola Sánchez

www.ideacoaching.es